¿Quieres preparar una

una tarta especial?         

 

 

Migas Dulces y Té de Roca



17 de Enero de 2014
|

 

Hoy vengo con dos recetas típicas para tomar después de un fin de semana intenso de matanza. Las migas dulces, con un puntito de anís, y el té de roca, son los postres ideales para terminar una deliciosa comida en familia, para coger fuerzas y seguir con los quehaceres propios de una matanza de cerdo. Son postres de pueblo, de los de siempre, de los que hacen que te des cuenta de tantas cosas, cosas muy importantes, que viviendo en la ciudad pasan tan desapercibidas.
Te escribo las recetas más abajo, pero antes te quería contar mis vivencias de ese fin de semana lleno de vida, de amistad, de aire puro, de mucho curro y de fotos, muchísimas fotos y risas. Las risas que nunca falten.
Espero que te gusten.
Vicky Ortiz
 
Hace un año, mi amiga Mar, me invitó a su casa en el puente de Diciembre. Te cuento, iban a hacer matanza de cerdo y yo nunca había estado en ninguna, así que la idea me sedujo mucho. Eso, y las ganas que tenía de verla, hicieron que no me lo pensara ni un segundo, y para ese pueblecito de Teruel que me fui, con ropa de abrigo. Y ese fin de semana también acudió su hermana Belén, para ayudar y nuestras amigas Mónica y Ana, para vernos un ratito, y comer y reirnos sin parar en el "cuarto de las patatas", unos calÇots catalanes, carne y embutido, jamón de Teruel, unas trenzas mudéjares y unas mandarinas de postre. Me vine para casa con una buena bolsa llena de delicias y con el corazón lleno de cariño del bueno.

Después de cenar y quedarme frita en el sofá, jijijiji, (como siempre) nos fuimos a dormir, porque, según decían, el día siguiente iba a ser “cañero”. Nos levantamos temprano y nos fuimos hacia la granja de cerdos. Los profesionales, ya tenían elegidos los dos cerdos que iban a matar. Yo, como no sabía si iba a poder verlo (soy un poco “caguetas” para eso), me metí dentro de la granja para no oir al animal, y ¿con qué me encontré?, una cerda, se puso a parir delante de mis propios ojos. Fue emocionante. No podía dar crédito. Estaban naciendo más de media docena de cerditos rosaditos y yo no podía parar de fotografiarlos. En el collage de arriba he puesto una foto de uno de esos cerditos, aún con el cordón umbilical, mamando de su madre. ¡Qué curioso!

 
Una vez acabaron los hombres, salí a ver el despiece, y me estuvieron enseñando cómo sacaban el solomillo entero, los jamones, la careta, bueno como dice el refrán, “del cerdo se aprovecha todo” y así es. Entonces empezaba nuestra faena. Había que hacer longanizas, chorizos, morcillas, fardeles, y para eso primero había que ir al lavadero del pueblo, a limpiar las tripas para embutirlo todo, como se ha hecho toda la vida, desde siempre. Allí todo era manual, era como retroceder en el tiempo. Y para allí que nos fuimos, el agua estaba helada, y allí, arrodilladas, desde la más pequeña hasta la más grande, dejamos esas tripas como los chorros del oro.
 
Después nos fuimos para casa y empezó el trabajo en la “cocinica”. Cada una hacía una cosa, picar la carne, mezclarla con el pimentón y las especias, pochar cebolla, tantas cosas que ya no me acuerdo de todas. Allí había una directora, que era la suegra de Mar, que hacía que todo fuera muy acompasado y no se perdiera nada de tiempo. Yo no sé de dónde sacaba tanta fuerza esa mujer, porque no se agotaba nunca. ¡Qué envidia! Yo quiero llegar a esa edad con la misma fuerza que ella. Y, a mí, que estaba haciendo fotos todo el rato a todo, además de hacer fardeles,  no me entendía mucho, para ella era algo tan normal, que no se daba cuenta que eso, para una chica de ciudad como yo, era algo que tenía que inmortalizar para no olvidarlo nunca.
 
Al día siguiente, seguimos con la faena, y cuando todo ya estaba más o menos listo, prepararon la comida, unas tajadas de cerdo deliciosas,  y luego, de postre, estas migas dulces y como digestivo el té de roca, de los que te pongo la receta a continuación.
 
Fue un fin de semana inolvidable y no sólo por todo lo que aprendí, que fue muchísimo, sino por todo lo arropada que me sentí al estar con mis amigas, me hicieron sentir muy querida y eso no se me va a olvidar nunca.
Muchas gracias por dejar que me colara en tu familia esos días, Mar. ¡Os quiero, chicas! 
 
 
Preparación de las migas dulces


1.- Corta los 125 g de pan a daditos pequeños y ponlo a remojo con la copita de anís en un bol.
2.- Pon  una sartén al fuego y añade los 125 g de mantequilla los 100 g de azúcar, remueve sin parar, hasta que se integren los dos ingredientes.
3.- Cuando el azúcar se haya disuelto en la mantequilla, añade el pan ya remojado, mezcla bien y sigue removiendo. Deja que hierva unos minutos todo junto, y cuando veas que el pan tiene un color dorado, ya lo puedes sacar y servir.  
 

Preparación del té de roca


Existe una infusión a la que llaman "té de roca" en diversas zonas de España, como Cataluña, Valencia y Aragón. Esta que yo probé, es procedente de El Cerro de un pueblecito de Teruel.
Este  no procede de la misma planta que el té negro, el verde, el rojo o el blanco. El nombre científico para denominar la planta del té de roca, es "Jasonia Glutinosa", mientras que los tés de la India, China, Ceylán, etc. proceden de la planta denominada "Camellia Sinensis". Esta planta se recoge en terrenos rocosos, generalmente de tipo calcáreo, lo que ha dado lugar a su nombre. Las flores de dicha planta son de color amarillo, muy pequeñas, y agrupadas en el extremo del tallo. 
Desde el punto de vista de su composición, se puede decir que no contiene cafeína (o teína) y, al igual que el, contiene una alta cantidad de taninos. Su infusión tiene un olor alcanforado y un sabor algo amargo. 
Esta planta tan popular en Aragón facilita la digestión y evita la acidez de estómago y la formación de gases. Así que es el digestivo ideal para tomar después de una de esas comidas consistentes o copiosas que se preparan en las matanzas. 

1.- Para preparar el té de roca, hierve el agua, y echa las hierbas secas, y  mantenlo 10 minutos en infusión. Después de ese tiempo, el agua habrá cogido un color dorado oscuro y ya estará perfecta para tomar.

Postres4 comensales30 minutos

Comentarios: 12

Ana Sanchez

Nena, me encanta el post casi tanto como me encantáis vosotras! Caminrelax capital mundial del buen rollo!!
ais, me he acordado de Mónica y los calcots y llevo riéndome q ni se...

Vicky Ortiz

Pero además de verdad, Ana, reescribo cada una de las cosas que has puesto aquí.
Qué bien lo pasamos!!!
A ver cuando lo repetimos.
Beso gordo.
Vicky

Belén M.R

Japuuuuuuu que me haces llorar, que estoy muy sensible!!! Si que lo pasamos bien, si....ains que ganas de volver a juntarnos otra vez. Y esa vez con un inquilino nuevo jejejeje Cariño a ti es que es muy difícil no quererte.

Vicky Ortiz

Ay mi rubiaaaa!!! Hormonas, se llaman hormonas revolucionadas.
Y también ganitas de volver a verte y de conocer a esa cosita tan linda que tienes a tu lado.
Beso gordo.
Vicky

Monica

¡Si es que hay que quererte sí o sí!
Por mi repetimos cuando querais ¡me pido el cuarto de las patatas! <3

Vicky Ortiz

Yo sí que sí os quiero!! Ay que ganas de repetir!!
Besazo gordo, Mo (renita) Y besos a la family.
Vicky

Noelia

Que bonito lo expresas Vicky!! La verdad es que vaya tándem más maravilloso, esas migas tienen que está de vicio!!
Que fácil es todo cuando existe cariño verdadero!!

Vicky Ortiz

Muchas gracias, Noelia. Me gusta que te guste. Y, sí, con cariño, todo es mucho más fácil.
A ver cuando nos conocemos.
Besos
Vicky

Inmaculada López

Jo que bonito el reportaje,cómo me gustaría visitar a Mar en su pueblo,tiene q ser precioso.
Un beso enorme

Vicky Ortiz

No lo dudes Inma, si tienes la oportunidad de ir, no te arrepentirás.
Besazo gordo. Y ganitas de volverte a ver.
Vicky

Mar Martinez

Jamia! Pero si sabes mas del te de roca que yo! Jajajajaja La verdad es que fue un finde inolvidable gracias a ti, Belen, Monica Jardi y Ana Sanchez.... Todavía me acuerdo de esa tarde con 9 adultos y 5 críos en el salón de casa y sólo se oían risas.... Bueno, no hace falta un matacochinos para que vengas por aqui,.
Yo si que te quiero a ti mil o mas!

Vicky Ortiz

Ya sabes que en "el intenné" está todo, jijijiji.
Fue más que perfecto y ya tengo ganas de repetir.
UN besazo gordo y gracias otra vez.
Vicky

Comentar

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><img><b>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduce el texto mostrado en la imagen

App SucreArt

 


 

Ingredientes

 Migas dulces 

  • 1 copita de anís
  • 125 g de pan del día anterior 
  • 100 g de azúcar
  • 125 g de mantequilla 
Té de roca
  • 1 manojo de la planta seca del té de roca
  • 1 litro de agua

Suscríbete

Comenta en Facebook

App SucreArt

 


 

Buscador

Tu mejor opción

Síguenos...

TweetsAndFood

Últimos comentarios